Nadie puede negar que las redes sociales son una de las formas más efectivas (y a veces, a la mano) de acercarte e interactuar con tu público. Pero si deseas trazar una estrategia de marketing efectiva debes tomar en cuenta que las redes sociales no son el único canal del que puedes echar mano.

Y no, no solo nos referimos a estrategias de posicionamiento, campañas de pago o reviews en Google. El e-mail marketing, por ejemplo, es una herramienta que no deberías dejar pasar así como así. El truco para sacarle el mayor provecho está en ser capaces de optimizar el tiempo invertido en la búsqueda de información valiosa para el usuario. Por supuesto, se dice fácil aunque tiene su gracia (o mejor dicho, su estrategia).

newsletter

¿Por qué necesitas una newsletter?

Por sí misma, una newsletter puede ser bastante interesante, además de ser un canal de comunicación muy útil para construir una relación cercana con tu comunidad. Al mismo tiempo, representa una oportunidad valiosa para aprovechar tu base de datos y, mejor todavía, hacerla crecer.

Aunque no se trata de hacerlo porque sí. Es esencial tener claras las razones por las que deseas crear tu newsletter. Eso es especialmente importante para que tu boletín no acabe en la bandeja de spam. Y es que, hay que aceptarlo, es muy fácil que el usuario deseche algo que no le interesa ni le aporta valor. En otras palabras, no te enfoques en usarlo como un canal de ventas, informa, conoce a tu público y ayúdalos a encontrar una solución adecuada. Piénsalo como parte de un proceso más amplio.

newsletter

Define el tipo de newsletter

Lo anterior nos lleva a este punto. Como siempre, definir metas y expectativas es básico. Y a esto nos referimos con plantear las razones de ser de tu newsletter. ¿Quieres aumentar tus leads, aumentar visitas, informar sobre una causa, promocionar un evento? Está bien. Saberlo te dará las herramientas para determinar la frecuencia, el contenido y, sobre todo, lo que esperas del destinatario. Y (oh, sí), como suele suceder con la creación de contenido, la constancia es clave para construir una comunidad sólida y real.

Equilibra el contenido

Seleccionar el contenido de una newsletter es más que solo aglutinar un montón de información en un mail. De entrada, el contenido necesita ser de interés para el público. Y no solo eso, también debe estar alineado con los objetivos de tu estrategia:

–          blogs, guías, consejos

–          catálogos, ebooks, estadísticas

–          promociones, whishlists, anuncios, cupones

–          eventos, webinars, seminarios

Cada tipo de contenido, necesita diferentes acercamientos según sus objetivos. Aun así, recuerda que el objetivo de una newsletter es establecer y reforzar una relación con el público. No significa que no puedas vender. Significa que debes encontrar el punto medio entre contenido promocional y contenido educativo. Lo más común es hacerlo 80 % vs 20 %.

Segmenta

newsletter

Todos los puntos anteriores quedarían a medias si no defines quién es tu público. Sí, el secreto del éxito para una newsletter está en la personalización. Al segmentar podrás entender las necesidades y, por lo tanto, las soluciones que podrás ofrecer. Mientras más conozcas a tu comunidad, será más fácil generar contenido a su medida. Tu comunidad es el centro de la estrategia. No permitas que olviden por qué se suscribieron.

¿Quieres de ayuda para mejorar tu estrategia de marketing? ¡Suscríbete a nuestro blog! CleverClick 360 te comparte más consejos sobre contendio, SEM, SEO, cómo aumentar tu captación de leads y más sobre temas de marketing digital. ¡Haz el click inteligente!

 

cleverclick 360